Cabinas de Flujo Laminar: ¿para qué sirven?

Para los distintos trabajos de laboratorio a nivel profesional es necesario proteger la muestra de la contaminación, ya sea del ambiente que lo rodea o del usuario. Al trabajar con productos o microorganismos peligrosos es necesario proteger al operador y al medio ambiente. Para lograrlo disponemos de Cabinas de flujo Laminar que permiten proteger el producto que se manipula y de Cabinas de seguridad Biológicas (también conocidas como Cabinas de Bioseguridad) que permiten proteger el producto, el usuario y el medio ambiente. Es importante destacar que la selección del equipo dependerá del tipo de muestras o material con el cual se trabaje.

¿Qué es Flujo Laminar?

Es un flujo de aire constante con una dirección y velocidad uniforme, mediante este proceso se evitan las turbulencias y se reduce el riesgo de contaminación cruzada

 ¿Qué son las Cabinas de Flujo Laminar?

También conocidas como Campanas de Flujo Laminar brindan un área delimitada por superficies fáciles de limpiar y desinfectar con un flujo de aire filtrado a través de prefiltros que retienen las partículas más grandes presentes en el aire, y por filtros HEPA (High Efficiency Particulate Air), que son fitlros de alta eficiencia capaces de retener partículas ≥ 0,3 μm con una eficiencia mínima del 99,97%.

¿Cómo funcionan las Cabinas de Flujo Laminar?

Cuando todo el aire que entra a la zona de trabajo es filtrado a través de los filtros HEPA, se produce un flujo unidireccional debido a que el aire se mueve a través del área de trabajo con una velocidad uniforme a lo largo de líneas paralelas logrando un barrido o eliminación de las partículas presentes en el mismo. Anteriormente este movimiento se llamaba laminar, por esa razón los equipos se denominaron Cabinas de Flujo Laminar, nombre que se sigue utilizando.

 

Continúa leyendo: Cabinas de Bioseguridad y su uso con Covid-19

 

 ¿En qué segmentos se pueden usar las Cabinas de Flujo Laminar?

Las aplicaciones para las Cabinas de Flujo Laminar incluyen el cultivo de tejidos vegetales, preparación de placas de medios, inspección de material electrónico, ensamblaje de dispositivos médicos y realizar experimentos de reacción en cadena de la polimerasa.

Debido a que no brindan protección al usuario, no deben usarse junto con materiales biopeligrosos, toxinas o radionucleidos.

 ¿Cuántos tipos Cabinas de Flujo Laminar existen?

 Dependiendo de la ubicación del filtro HEPA existen en el mercado dos tipos de Cabinas de Flujo Laminar:

 Cabinas de Flujo Laminar Horizontal y Cabinas de Flujo Laminar Vertical.

Cabinas de Flujo Laminar Horizontal

Las de flujo horizontal, son aquellas en las que el filtro HEPA está colocado en la parte posterior de la cabina, por lo que el flujo de aire unidireccional se mueve a través de líneas paralelas horizontales, es decir desde la parte posterior del equipo hacia el operador.

Este tipo de equipo no puede utilizarse para trabajar con productos peligrosos, por ejemplo ciertos antibióticos y quimioterápicos, o cualquier tipo de muestra patógena como virus, ya que durante la manipulación se pueden generar aerosoles que el flujo de aire llevará hasta el operador. La Cabina de Flujo Laminar Horizontal puede ser utilizada para la preparación de medios de cultivos.

Cabinas de Flujo Laminar Vertical

Las Cabinas de Flujo Vertical, son aquellas en las que el filtro HEPA está colocado en la parte superior de la cabina, por lo que el flujo de aire unidireccional se mueve a través de líneas paralelas verticales. Tienen una pantalla protectora transparente que cubre la parte frontal superior de la misma. En este caso, aunque hay mayor protección que con la anterior, no se recomienda para productos peligrosos, ni muestras patógenas peligrosas ya que el aire contaminado sale al ambiente de trabajo.

Este equipo puede ser utilizado como Cabina de PCR, también se puede usar para la preparación de reactivos utilizados en amplificación en PCR.

 

Continúa leyendo: Recomendaciones de Laboratorio sobre Bioseguridad para COVID-19

 

¿Por qué se recomienda su uso?

Se recomienda el uso para protección de las muestras.

De esta manera se puede evitar que exista la contaminación cruzada que puedan ocasionar pérdidas de las muestras y como consecuencia pérdida de tiempo y recursos económicos por realizar un nuevo ensayo. No es recomendado para manipulación de citostáticos ni para preparación de medicamentos oncológicos porque pueden ocasionar intoxicación y daños a las vías respiratorias. Así mismo no debe ser utilizado en muestras patógenas como tuberculosis o para inactivación del sars-cov-2 (muestras con coronavirus).

Contamos con equipos de análisis, reactivos, insumos, materiales de laboratorio. Brindamos asesoría técnica especializada en función de tus requerimientos según el segmento y tipo de trabajo. Contáctanos.