Seguimiento de Variantes del SARS-CoV-2

Variante Omnicrón-15

Todos los virus, incluido el SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19, cambian con el tiempo. La mayoría de los cambios tienen poco o ningún impacto en las propiedades del virus. Sin embargo, algunos cambios sí pueden afectar las propiedades del virus, como la facilidad con que se propaga, la gravedad de la enfermedad asociada o el rendimiento de vacunas, medicamentos terapéuticos, herramientas de diagnóstico u otras medidas sociales y de salud pública. 

La OMS, en colaboración con socios, redes de expertos, autoridades nacionales, instituciones e investigadores, ha estado monitoreando y evaluando la evolución del SARS-CoV-2 desde enero de 2020. A fines de 2020, surgieron variantes que plantearon un mayor riesgo para la salud pública mundial impulsó la caracterización de Variantes de Interés (VOI) y Variantes de Preocupación (VOC) específicas, con el fin de priorizar el monitoreo y la investigación global y, en última instancia, para informar la respuesta en curso a la pandemia de COVID-19.

La OMS y sus redes internacionales de expertos están monitoreando los cambios en el virus para que, si se identifican sustituciones significativas de aminoácidos, se pueda  informar a los países y al público sobre cualquier cambio que pueda ser necesario para responder a la variante y prevenir su propagación. A nivel mundial, se han establecido y se están fortaleciendo sistemas para detectar «señales» de posibles VOI o VOC y evaluarlos en función del riesgo que representa para la salud pública mundial. Las autoridades nacionales pueden optar por designar otras variantes de interés / preocupación local. 

Reducir la transmisión a través de métodos / medidas de control de enfermedades establecidos y probados, así como evitar la introducción en poblaciones animales, son aspectos cruciales de la estrategia mundial para reducir la aparición de mutaciones que tienen implicaciones negativas para la salud pública.

Las estrategias y medidas actuales recomendadas por la OMS continúan actuando contra las variantes del virus identificadas desde el comienzo de la pandemia. La evidencia de varios países con transmisión extensa de COV ha indicado que las medidas sociales y de salud pública (PHSM), incluidas las medidas de prevención y control de infecciones (IPC), han sido efectivas para reducir los casos de COVID-19, las hospitalizaciones y las muertes. Se alienta a las autoridades nacionales y locales a continuar fortaleciendo las medidas existentes de PHSM e IPC. También se alienta a las autoridades a fortalecer las capacidades de vigilancia y secuenciación y aplicar un enfoque sistemático para proporcionar una indicación representativa del alcance de la transmisión de las variantes del SARS-CoV-2 según el contexto local, y para detectar eventos epidemiológicos inusuales.

Para ello es importante realizar pruebas de q-PCR que detecten SARS-CoV-2 y todas  las Variantes de Interés (VOI) y Variantes de Preocupación (VOC).

Tabla 1. Variantes preocupantes actualmente designadas (VOC) +

Etiqueta de la OMSPango Linaje *Clado GISAIDNextstrain CladoCambios de aminoácidos adicionales monitoreados Más temprano documentado muestrasFecha de designación 
AlfaB.1.1.7GRY20I (V1)+ S:484KReino Unido, septiembre de 202018 diciembre del 2020
+ S:452R
BetaB.1.351GH/ 501Y.V220H (V2)+ S:L18FSudáfrica, mayo de 202018 diciembre del 2020
GamaP.1GH/ 501Y.V320J (V3)+ S:681HBrasil, noviembre 202011 enero del 2021
DeltaB.1.617.2G/ 478K.V121A, 21I, 21J+ S:417NIndia, octubre de 2020VOI (Variante de Interés): 4 abril 2021
+ S:484KVOC (Variante de preocupación): 11 mayo 2021
Omicrón*B.1.1.529GR/ 484A21K Varios países noviembre 2021VUM (Variante bajo vigilancia): 24 de noviembre de 2021
VOC (Variante de preocupación): 26 de noviembre de 2021

Labomersa como parte de sus soluciones para detección SARS-CoV-2 ofrece a la comunidad pruebas RT-qPCR, las cuales no se ven afectadas por ninguna de las variantes,  basado en análisis bioinformaticos de las secuencias publicadas en la base de datos GISAID (Iniciativa que promueve el intercambio rápido de datos de todos los virus de la influenza y el coronavirus que causa el COVID-19)

Disponemos de las siguientes pruebas:

                                     

Fuente:

https://www.who.int/en/activities/tracking-SARS-CoV-2-variants/