Recomendaciones de Bioseguridad para Empresas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la bioseguridad como aquellas normas, técnicas y prácticas aplicadas por el personal con el fin de evitar la exposición no intencional a patógenos y toxinas, o su liberación accidental, pudiendo estos incidir en la salud de los trabajadores.

Es necesario que se tomen medidas de protección para precautelar la seguridad de nuestros colaboradores. A continuación una lista de recomendaciones junto con insumos, equipos y materiales que permiten el cumplimiento de las normativas de bioseguridad en las empresas.

  1. Control acceso a plantas de producción

Se debe realizar una comprobación de ausencia de sintomatología (tos, problemas respiratorios o fiebre) y contactos previos de primer grado, a través de un control de temperatura previo a la entrada en la instalación, y éste debe ser menor de 37ºC. Para este proceso se recomienda el uso de un termómetro infrarrojo que permite mantener la distancia en la toma de temperatura.

En caso que un colaborador presente síntomas debe abstenerse de ir a trabajar,  informar a la organización y autoaislarse en su domicilio durante dos semanas o hasta su completa curación.

  1. Comprobar procedencia de trabajadores/as.

Es necesario comprobar la procedencia del personal de especial sensibilidad con incidencia en coronavirus y establecer las medidas de prevención y control para garantizar su salud.

  1. Control de acceso de personal externo.

Al personal externo se le aplicarán los mismos controles que al propio respecto al acceso y se limitará al estricto e imprescindible, para mantenimiento de la actividad.

  1. Campaña de detección de infectados.

Se puede organizar en conjunto con el Departamento de Salud Ocupacional en la cual se puede hacer uso de las pruebas rápidas, las cuales detectaran anticuerpos específicos generados para el Covid-19

Pruebas Rápidas Covid-19

  1. Procedimiento de limpieza y desinfección de instalaciones.

Es necesario reforzar los controles y medidas de organización de la limpieza y desinfección del lugar y equipos de trabajo. Se recomienda incrementar la frecuencia en los espacios comunes como recepción, salas de reuniones, así como también, de los mostradores, pediluvios de las puertas, muebles, suelos, teléfonos, etc. Para esta acción se recomienda el desinfectante AM45S el cual tiene las características aprobadas por la FDA, adicionalmente se sugiere mejorar el stock de productos de limpieza y de equipos de protección para evitar el desabastecimiento. Se recomienda adquirir soluciones hidroalcohólicas desinfectantes y repartirlas en los centros de trabajo para ubicar en los puestos de atención al público, para uso general tanto de clientes, servicios externos, como de trabajadores.

Procedimiento de limpieza de superficies potencialmente contaminadas:

Dosis:

  • Sanitización lavado de frutas y verdudas: 2cc/litro.
  • Desinfección de personas y animales: 4cc/litro.
  • Desinfección de superficies lisas y porosas: 6cc/litro.

El personal de limpieza debe utilizar un equipo de protección individual adecuado (guantes, trajes de protección, mascarillas, etc.) dependiendo del nivel de riesgo que se considere en cada situación, y los desechará de forma segura tras cada uso.

Es importante recordar que la seguridad es sinónimo de productividad para la empresa, de ahí la relevancia de promover medidas que garanticen el bienestar de la salud de los trabajadores en todos los niveles. Si necesitas asesoría en materia de Seguridad y Salud en el Trabajo podemos ayudarte, revisa nuestro catálogo de Bioseguridad en las Empresas y conoce más acerca de nuestro amplio portafolio de productos que van desde insumos, pruebas rápidas, equipos de PCR, purificadores de aire y pulverizadores de limpieza, una solución completa para enfrentar la emergencia sanitaria por el COVID-19.