Importancia de la Calidad del Agua en los Cultivos de Camarón

Importancia de la Calidad del Agua en los Cultivos de Camaron-17

La producción del camarón, acuicultura o también conocida como camaronicultura, es una actividad que se realiza en medio acuático, con criaturas delicadas, susceptibles a padecer de estrés si están inmersos en condiciones ambientales desfavorables. Por otra parte, si estas condiciones son adecuadas en los granjeros o estanques, existirá un incremento en su supervivencia, índice de conversión alimenticia y producto de su cultivo, contribuyendo a la demanda de consumo.

La evolución y crecimiento de esta especie, se direcciona con una buena alimentación, mantenimiento de los parámetros fisicoquímicos como es la temperatura, alcalinidad, demanda bioquímica de oxígeno y concentración de minerales, este último proviene de los alimentos y medio liquido en que se desarrolla. Evaluar estos parámetros permitirá realizar un ajuste periódico en caso de ser necesario, promoviendo de esta forma, una mayor rentabilidad, eficiencia en el manejo de los costos y utilidad en el proceso productivo.

Temperatura

En aguas cálidas (temperatura de 25 °C y 32 °C), los camarones tienden a tener un mejor crecimiento. Por debajo de este rango, los camarones no crecerán adecuadamente. Dada la sensibilidad del camarón a la concentración de oxígeno disuelto, los estanques de cultivo intensivo deben ser frecuentemente lavados y desaguados.

Alcalinidad

La alcalinidad se expresa en mg/L de CaCO3 y es la concentración total de bases en el agua. Entre ellas son: OH⁻, NH₄⁺, BO₃³⁻, PO₄³⁻, SiO32-, NaHCO₃, CO32-. Estos dos últimos tienen tendencia a encontrarse en los estanques en mayores concentraciones que las otras bases.

El valor de la alcalinidad en los estanques debe ser superior a 75 mg/L. La dureza del agua es la concentración total de todos los cationes divalentes, expresada como carbonato de calcio en mg/L.

De acuerdo a las fluctuaciones de la alcalinidad del agua,  el pH va a variar, lo que repercutirá en el crecimiento del camarón, pudiendo ocasionar la muerte del mismo.

 

Continúa leyendo: Efectos de las lluvias sobre los Cultivos de Camarón

 

Cuando el pH sube a 9.0 o más ha sido afectado por la alta presencia de fitoplancton y en efecto la alcalinidad del agua de cultivo de camarón será alta. El aumento de la concentración de dióxido de carbono es directamente proporcional a los iones de hidrógeno e inversamente proporcional con el pH; por otro lado, si la concentración de dióxido de carbono disminuye, los iones de hidrógeno bajan y el pH aumenta. Para la verificación de la alcalinidad o acidez del agua, se utilizan equipos de mesa como el Medidor de pH STAR-A1125 , o también portátiles como Medidor de pH portátil STAR-A1215, cada uno de estos contiene reactivos verificadores de pH 4, 7 y 10.

Demanda bioquímica de oxígeno

Es la medición del consumo de oxígeno por bacteria y plancton es muestreada en un estanque. Generalmente, estos valores en los estanques oscilan de 5 – 10 mg/L. La DBO (Demanda Bioquímica de Oxígeno) es directamente proporcional con la cantidad de materia orgánica en el agua. Si el valor excede 20 mg/L existirá un decaimiento de oxígeno, lo que será perjudicial en los estanques que no presenten aireación mecánica.

 

Continúa leyendo: Soluciones para una Producción de Camarón Rentable

 

Nutrientes

El nitrógeno y fósforo son nutrientes de gran importancia en los estanques. Dado que el crecimiento óptimo de fitoplancton dependerá de la concentración de éstos. En efecto, si hay pocos nutrientes, existirá un agua clara y escasez de comida para el camarón, por lo contrario, si hay mucha cantidad de N (Nitrógeno)  y P (Fósforo) existirá exceso de fitoplancton, y durante la noche caerá el oxígeno disuelto. El amonio y nitratos son la principal fuente de nitrógeno para las plantas. El nitrógeno presente en la materia orgánica (nitrógeno orgánico) se convierte en amonio mientras las bacterias descomponen la materia orgánica.

Sin embargo, el amonio se puede transformar en nitrato al pasar por un proceso de nitrificado por la bacterias. Finalmente, el agua de los estanques tendrá contenido de amonio, nitratos y nitrógeno orgánico.

El agua que ingresa a los estanques también tiene fósforo en forma de fosfato inorgánico disuelto y en materia orgánica.

Esta materia orgánica se agrupa en la interfase suelo-agua, sitio donde existe un alto nivel de actividad microbiana. Conforme disminuye la concentración de oxígeno disuelto y aumentan las condiciones anaeróbicas en el suelo, se manifiestan sustancias reducidas como hierro ferroso, sulfuros, metano, nitritos, manganeso, entre otros compuestos orgánicos que surgen de las reacciones químicas y respiración de las bacterias anaeróbicas.

Para la medición de estos parámetros por métodos fotométricos, se utilizan equipos como es el Espectrofotómetro Prove 100, o Espectrofómetro Prove 300 con un rango UV de mayor flexibilidad para análisis más complejos. Espectrofotómetro Prove 600 cuando se requiera de ensayos más exigentes con una alta resolución y sensibilidad con estrictas cinéticas. También ofrecemos un fotómetro versátil y portátil Move 100 diseñado para análisis en el laboratorio y campo, con certificación IP68 que lo hace resisten al agua y hermético al polvo, obteniendo resultados fiables y rápidos. Se distingue por los 100 parámetros pre programado de fábrica.

Para la elección de sus equipos e instrumental según sus requerimientos y volumen de producción, contáctenos, lo asesoremos para facilitar su trabajo cumpliendo todas las normativas y estándares de calidad para una producción eficiente.