Detección Oportuna del Virus del Papiloma Humano (VPH)

VPH- Cuidados y preveción-21

El Papiloma Humano es un Virus, también conocido por sus siglas en español VPH que es la enfermedad de transmisión sexual (ETS) más común. Comúnmente, el Papiloma Humano es inofensivo y desaparece por sí solo, pero hay casos en los que algunos tipos del virus pueden causar verrugas genitales o cáncer. Es tan común, que tanto hombres como mujeres, sexualmente activos y más de la mitad de hombres y mujeres sexualmente activas pueden contraerlo en algún momento de sus vidas, a pesar de usar preservativos.

 ¿Qué es el Virus del Papiloma Humano?

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es un grupo de más de 200 virus relacionados transmitidos por tener relaciones sexuales vaginales, anales u orales. Se clasifican en dos grupos: de bajo riesgo y de alto riesgo.

Los VPH de riesgo bajo casi no causan enfermedades debido a que el sistema inmunitario controla la infección para que no cause cáncer. Sin embargo, algunos tipos de VPH de bajo riesgo producen verrugas en el área de los genitales, el ano, la boca o la garganta. El VPH 6 y VPH 11 que causan la mayoría de las verrugas genitales, aunque las verrugas no son agradables, son un tipo de Papiloma Humano de bajo riesgo, pues no provocan cáncer ni otros problemas de salud graves.

Los VPH de riesgo alto causan varios tipos de cáncer. Hay alrededor de 14 tipos de VPH de riesgo alto e incluyen los siguientes: 16, 18, 31, 33, 35, 39, 45, 51, 52, 56, 58, 59, 66 y 68. Dos de estos, el VPH16 y el VPH18, causan la mayoría de los cánceres relacionados con el VPH. El cáncer de cuello uterino usualmente está relacionado con el VPH, pero el Papiloma Humano también puede causar cáncer en tu vulva, vagina, pene, ano, boca y garganta. Las infecciones por VPH de alto riesgo persistentes causan cáncer, porque el sistema inmunitario no logra controlar las infecciones y cuando una infección por el VPH de riesgo alto continúa durante muchos años, tal vez produzca cambios celulares. Si estos cambios no se tratan, empeoran con el tiempo y se convierten en cáncer.

La infección por el VPH es frecuente debido a que casi todas las personas que son sexualmente activas se infectan por el virus a los pocos meses o años de iniciar la actividad sexual. Alrededor de la mitad de estas infecciones son de tipo alto riesgo.

A principios de la década de los 80, el desarrollo de tecnologías del ADN para la identificación del VPH en células exfoliadas del cérvix, propicio un gran auge en todo lo referente al pronóstico, diagnóstico, tratamiento y combate contra el cáncer cervicouterino, ya que gracias a estos métodos los estudios epidemiológicos pudieron confirmar que la mayoría de las asociaciones de riesgo observadas, se deben en gran medida a la persistencia del ADN del virus de papiloma humano. Este hallazgo ha tenido una importancia crucial, debido a que se ha demostrado que es necesaria la presencia de los genotipos de VPH de alto riesgo para el desarrollo de todos los casos de cáncer cervicouterino diagnosticados en el mundo.

En la actualidad, la tendencia de numerosos grupos de investigación es evaluar la posibilidad de emplear distintas técnicas moleculares para la detección del VPH como herramienta en el tamizaje primario del cáncer cervical y la atención de las pacientes con diagnóstico del hallazgo de células anormales en el tejido que reviste la parte exterior del cuello uterino y lesiones de bajo grado. Pese a ello, es importante que las técnicas aplicadas tengan una gran sensibilidad y especificidad, además de una buena reproducibilidad y valor predictivos negativo, para considerarlas y aplicarlas de la manera óptima para la detección de VPH en la práctica clínica. Las pruebas de diagnóstico sistemático de la infección por el VPH pueden ser clasificadas en visuales (colposcopía), microscópicas (citología) y moleculares (PCR, hibridación, secuenciación, etc.)

¿Qué es la PCR?

La PCR “Reacción en Cadena de la Polimerasa” es una técnica utilizada en biología molecular que permite conseguir una gran cantidad de copias de un fragmento de ADN, partiendo de una cantidad ínfima de esta biomolécula. La PCR se basa en una actividad enzimática que sucede de forma normal en las células de nuestro organismo. En las células, las ADN polimerasas son capaces de replicar el ADN nuclear, para obtener dos copias idénticas, que después serán repartidas a las células hijas en la mitosis. De este modo, en la PCR las polimerasas serán capaces de replicar, cual fotocopiadora, un fragmento de ADN, en varios ciclos, para obtener una gran cantidad de copias idénticas. Tiene múltiples aplicaciones, la más utilizada actualmente es para el diagnóstico, ya que se logra detectar un fragmento del material genético de un patógeno específico.

Prueba de RT-PCR para la Genotipificación de VPH

Actualmente, se realiza una variación de la técnica de PCR, debido a que los Virus del Papiloma Humano (VPH) son un grupo de más de 200 virus que contienen como ácido nucleico al ARN, el cual se transcribe de forma inversa en DNA complementario (cDNA) para luego realizar la técnica de qPCR. En la qPCR se realiza un marcaje con compuestos fluorescentes los cuales permiten evidenciar el incremento del producto generado a lo largo del proceso de PCR. Esta prueba tiene una fiabilidad superior al 90%, por eso es la prueba estándar.

¿Cómo funciona?

  • Se toman muestras cérvico-uterinas con la ayuda del instrumental adecuado (Cepillo cervical).
  1. Esta muestra se transporta en el medio de transporte adecuado a un laboratorio especializado para realizar pruebas de biología molecular.
  2. Se extrae el ARN viral, se purifica y se transcribe a ADN(c) por medio de una transcripción inversa.
  3. Varias muestras de cADN se mezclan con componentes diseñados para replicar fragmentos específicos de los distintos tipos de VPH.
  4. Una vez terminado el proceso de PCR, gracias a la generación de curvas sigmoideas se podrá interpretar, analizar e identificar el tipo de VPH que posee la paciente.

¿Por qué es importante?

La principal utilidad de las pruebas de detección de VPH, es que pueden conducirnos a una detección temprana de lesiones de alto riesgo y recurrencia post-tratamiento, no identificadas por citología; permiten especiar los intervalos del tamizaje para las mujeres que no presenten infección por VPH de alto riesgo y finalmente, invertir mejor los recursos para el seguimiento de las pacientes que conforman los grupos de riesgo.

¿Qué necesita mi laboratorio para implementar la prueba?

A continuación, presentamos los equipos, reactivos, materiales y consumibles para la implementación de la prueba PCR en su laboratorio, contamos con opciones en función del presupuesto.

Equipos para pruebas para VPH

  1. Cabinas de Bioseguridad

Las BSC (Cabina de Seguridad Biológica) de clase II están equipadas con luz UV la cual tiene acción germicida, estas cabinas proporcionan 3 niveles de protección: protección del personal (el usuario), protección del producto (la muestra) y protección del medio ambiente (el laboratorio).

Cabinas de seguridad Biológica Tipo II A2 se le conoce como cabina combinada. Puede conectarse mediante un ducto y se le denomina como B3. Si carece del mismo es un tipo A: Recicla el 70% del volumen dentro de la cabina. El sistema de filtración es mediante filtros HEPA y es adecuada para trabajar con agentes clasificados con nivel de bioseguridad 1,2,o 3.

Cabinas de seguridad Biológica Tipo II B2 se le conoce como cabina de extracción total. No tiene ningún tipo de recirculación. El sistema de filtración es mediante filtros HEPA y es adecuada para trabajar con agentes clasificados con nivel de bioseguridad 1,2,o 3. Todos los ductos bilógicamente contaminados presurizados negativamente. Dispone de ducto de extracción, permite trabajar con químicos tóxicos y radionucleidos.

Cabinas de seguridad Biológica Tipo II C1 esta cabina híbrida, se puede utilizar en una recirculación de tipo A con modo de trabajo microbiológico estándar, o puede ser conectado a un sistema de escape para funcionar en modo de tipo B para la manipulación de vapores químicos peligrosos o radionúclidos.

 

    2. Termocicladores – Equipo de PCR en Tiempo Real

Los protocolos de la PCR en tiempo real pueden diseñarse para obtener resultados cuantitativos así como demostrar la presencia o ausencia de un fragmento de ADN o ARN o resultados cuantitativos calculando el número de copias de ADN, que al compararse con una curva estándar, establece la cantidad de microorganismos presentes en una muestra determinada o bien determinar el número de moléculas de un ARN para designar la expresión de este por ejemplo.

 

      3. Reactivos – Kit de Pruebas PCR

 

      4. Instrumentos de apoyo

 

      5. Consumibles

 

  1. Otros equipos/ reactivos complementarios

Ultracongeladores

Termómetros Digitales

Contamos con todos los equipos, reactivos, materiales, insumos y consumibles para que se pueda implementar la prueba por PCR en tiempo real en el laboratorio. Además contamos con personal calificado para asesorarlo según sus requerimientos: desde compatibilidad de equipos, instalaciones, requerimientos especiales y conocimiento en general.